Uriangato Gto.- Personal de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), colocó sellos de clausura en el rastro municipal la mañana del 16 de noviembre, pues se informó que desde hace 18 años no se da el tratamiento adecuado a la sangre de los animales y se vierte al arroyo directamente.

La paraestatal en reiteradas ocasiones realizó la observación al Ayuntamiento en turno para que en el rastro municipal se construya una planta tratadora de aguas residuales, sin embargo, se ha hecho caso omiso a esta acción, por lo que los representantes de CONAGUA, colocaron sellos de clausura en los corrales del rastro municipal y levantaron un acta.

Para el 17 de noviembre no se permitió el acceso a ninguna persona y se informó que el Alcalde Carlos Guzmán se entrevistaría con el Secretario de la CONAGUA para llegar a un arreglo lo más pronto posible, pues el rastro es regional y atiende a los tablajeros de Moroleón, Uriangato y Yuriria.