Por Beatriz García Flandes
Especialista en Nutrición Vegetal

Tomar agua en ayunas puede transformar tu salud, es uno de los mejores hábitos que puedes incorporar a tu vida ya que el agua purifica el sistema interno del cuerpo. Esta es una práctica ancestral pero incluso hoy en día existen muchos estudios científicos de los beneficios que otorga a la salud.

Consiste en beber de 1 a 1.5 litros de agua al despertar; es importante tener el estomago vacío y que esperes al menos 1 hora para ingerir algún alimento. Si sientes que es demasiado puedes empezar con sólo 1 vaso y poco a poco ir aumentando la cantidad.

Uno de los más grandes beneficios es la limpieza profunda que realiza en el colon lo cual purifica las toxinas acumuladas y liberadas en la noche, permite una mejor absorción de nutrientes y combate el estreñimiento. Un colon limpio es capaz de generar sangre nueva ya que todos los nutrientes consumidos en los alimentos son debidamente absorbidos y convertidos en sangre nueva mediante el proceso de hematopoyesis.

Entre otros beneficios que gozarás al incluir el agua en ayunas a tu vida está el mejor funcionamiento del sistema linfático, una piel radiante gracias a la hidratación profunda, mejor funcionamiento intestinal, pérdida de peso, prevención y tratamiento de enfermedades.