Salamanca, Gto.- El Gobernador, Miguel Márquez Márquez y el Director General de PEMEX, José Antonio González Anaya; reiteraron su apoyo y solidaridad a los familiares de las personas lesionadas y fallecidas en el siniestro ocurrido en la Refinería “Antonio M. Amor”.

Autoridades de los tres niveles de gobierno realizaron un recorrido por el área de llenaderas de la TAD donde se suscitó el accidente en donde se destacó la coordinación interinstitucional para atender con prontitud en primera instancia a las personas afectadas por el siniestro y el seguimiento para esclarecer las causas.

El Director General de Petróleos Mexicanos, ratificó el compromiso de la empresa en apoyar plenamente las investigaciones que realiza la ASEA, Secretaría del Trabajo y Previsión Social y la Procuraduría General de la República, a fin de determinar las causas del accidente.