Yuriria, Gto.- Vecinos de la comunidad de Puquichapio vivieron horas de miedo y angustia cuando se ocasionó una fuga y un fuerte incendio de combustible en una toma ilícita del ducto de PEMEX que pasa por el lugar.

El hecho se registró a las 8:40 de la mañana del pasado 26 de enero a un costado de la iglesia, luego de que los vecinos reportaron una explosión, por lo que al lugar llegaron elementos de seguridad física de Petróleos Mexicanos, de la PGJE, de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, policía preventiva, Policía Federal Preventiva, Ejército Mexicano, elementos de Protección Civil de Yuriria, Uriangato y Moroleón, así como de los bomberos voluntarios de Uriangato y Yuriria. La gran columna de humo negro, era visible desde la autopista y la carretera libre, pues que se originaba a lo largo de un canal de riego, ubicado a escasos 200 metros de distancia de la primera vivienda al poniente de la comunidad.

Al medio día ya estaba controlado el incidente y se trabajaba en la reparación del ducto. “Pues por la inmensidad de las llamas, esperábamos lo peor; todo el rancho sabe quiénes son los que se dedican a eso de las tomas clandestinas, usan para ellos mismos la gasolina y la venden a ranchos vecinos”, expresó un habitante de la comunidad.