Moroleón, Gto.- Industriales de Moroleón es el nombre del equipo de básquet que nos representa en el CIBABAJ (Circuito de Baloncesto del Bajío) que incluye a varios municipios de Guanajuato y estados vecinos. En total compiten 16 equipos divididos en dos grupos: norte y sur. En el sur están Toros de Cortazar, Coyotes de Acámbaro, Lobos de Celaya, Linces de Querétaro, Azules de San Juan del Río, Borregos del TEC campus León, Camoteros de Valle e Industriales de Moroleón. En el norte están: Garzas de SLP, Santos de SLP, Gambusinos de Gto., Correcaminos de Valle, Prepa del TEC campus León, Textileros de Aguascalientes, Energy de Salamanca y Jicameros de Romita.

Moroleón perdió su primer juego contra Cortazar que traía varios ex profesionales y dos jugadores importados; solo hay un jugador oriundo de Cortazar. El segundo juego, contra Acámbaro, lo ganó Moroleón. Fue muy emocionante y las más de 300 personas que el pasado 4 de junio vieron el partido en el auditorio salieron satisfechas. Es el único equipo de este torneo que no tiene profesionales en sus filas y todos sus integrantes son nacidos en Moroleón. El promedio de edad es de 20 años.

Estos son nuestros jugadores: Alejandro López (Jano), Daniel Guzmán (Pipen), Joel Cerna, Abraham Cerrato, Víctor Hugo Almanza, César Ortega, Sergio Ozzy Pérez, Bryan Ramírez, José García, Kevin Tapia, Erik Tapia y Alejandro Martínez. El entrenador es el maestro Juan José Guzmán Franco.

Este entusiasta equipo se sostiene con la aportación de padres de familia y algunos patrocinadores. La presidencia municipal les presta transporte y les da un vale de gasolina. Además aportó un juego de uniformes y con ello completaron los dos obligatorios. Cada arbitrada le cuesta al equipo de casa 1,800 pesos. En Moroleón la entrada cuesta 15 pesos pero los niños de menos de 12 años no pagan boleto.

Este fin de semana Moroleón visita a San Juan del Río pero el siguiente fin de semana, 18 de junio, se enfrentarán a Coyotes de Acámbaro. Todos los partidos prometen ser interesantes especialmente porque nuestro equipo local está formado por jóvenes “amateur” que juegan por el placer de hacerlo. De hecho el renombre de Moroleón en el básquet ya empieza a resonar de nuevo aunque su capacidad realmente no se había disminuido, pero sí es importante participar en un torneo y competir para medir la fuerza. Al básquet se le llama deporte ráfaga por sus fulgurantes jugadas y porque todo el equipo debe estar siempre alerta. No hay lapsos en que se instale la quietud en la cancha.

Es un deporte que reúne a la familia, como se vio en el primer juego. Así que programe su domingo incluyendo el juego de básquet el día 18 de junio a las 12 del día en el auditorio municipal cuya duela está en excelente estado. Lleve a la familia va a ser un domingo muy entretenido.