Connect with us

¿DE QUIÉN ES LA CALLE?

Columnistas

¿DE QUIÉN ES LA CALLE?

“La mente es como un paracaídas… No sirve si no se abre…” Anónimo.

Tomemos por un momento cualquier calle de cualquier municipio de nuestro querido Guanajuato y veamos cómo se distribuyen los 900 m2 que ocupa el espacio entre los 9 metros promedio que tienen de ancho de pared a pared y los 100 metros de largo también promedio que tienen la mayoría de ellas. Por definición este espacio debería ser público, es decir, de todos. La realidad nos demuestra que este espacio está muy lejos de ser de todos, veamos cuanto le toca a cada quien:

*Empecemos por los peatones que son mayoría y deberían disponer de mayor espacio para caminar y trasladarse cómodamente. Pues bien, a éstos les tocan 80 espléndidos centímetros de banqueta de cada lado (sin descontar postes, escalones, árboles y otros obstáculos) por lo que, haciendo la cuenta, les tocan 160 m2 (1.6 m x 100 m) de los 900 m2. Apenas 18% del total del espacio de la vialidad.

*Sigamos con los autos estacionados: un auto requiere en promedio 12.5 m2 para estacionarse ( 2.5 m x 5 m) por lo que habría espacio para unos 20 automóviles que ocuparían 250 m2, un generoso 28% de la vialidad, una y media veces más que el espacio dedicado a los miles de peatones que batallan para transitar por las angostas banquetas.

*Los 490 m2 restantes, el 54% de la vialidad pública, son para su majestad: el auto en circulación, los escasos camiones de transporte público y los cientos de motociclistas que pululan temerariamente entre los autos en movimiento.

Aparte del minúsculo y accidentado 18% de los peatones hay que considerar que personas con discapacidad en sillas de ruedas, ancianos, señoras con carriola y, desde luego, ciclistas no son tomados siquiera en cuenta por nuestros alcaldes y planeadores urbanos en la distribución de este espacio vital. En resumen la clásica regla del 80/20, 80% del espacio para el 20% de la población, lo que nos muestra cómo de manera constante y metódica las autoridades de todas nuestras ciudades han distribuido, desde mediados del siglo pasado, el espacio público por excelencia -que son las calles- de una manera completamente injusta e inequitativa, privilegiando a la minoría motorizada y al desdeñable otorgamiento de cocheras gratuitas a costa de todos los demás.

Pesa más en el ánimo de los funcionarios el temor a la irritación de 20 automovilistas, que se han apropiado del 30 % de este importante espacio público como cochera privada, que la posibilidad de resarcir esta inequidad cediendo este valioso espacio -en forma de una banqueta más amplia y una ciclovía- a los miles de peatones que transitan penosamente día a día por la escasa y accidentada superficie que les han concedido y a los cientos de ciclistas que circulan de manera peligrosa y desventajosa como obstáculos impertinentes al flujo preferente de vehículos motorizados.

Gracias a esta triste desigualdad, en las calles de nuestras ciudades se escriben diariamente dramáticas historias que van desde tropezones, inconveniencias, caídas, sustos y percances, hasta mortales accidentes de peatones y ciclistas que terminan sus vidas atropellados en el asfalto como daños colaterales menores e inevitables y producto de un malentendido progreso y modernidad en nuestras ciudades.

La solución a esta perversa situación está al alcance de los bolsillos y las posibilidades de los alcaldes recién electos junto con sus ayuntamientos y directores; solo se requiere mente abierta y un poco de voluntad y determinación para acondicionar los baldíos de las ciudades con tepetate y gravilla marcando cajones con raya de cal a fin de liquidar las cocheras gratuitas que nunca debieron de haberse instalado sobre la calle y regresarle estos espacios en forma de banquetas amplias y ciclovías delimitadas con boyas a quienes lo merecen en primer lugar: los miles de pacíficos, nobles y sufridos ciudadanos que padecen cotidianamente las consecuencias de la deplorable e inequitativa planeación urbana tan característica de nuestras ciudades.

Cada viaje que se hace a pie, en bicicleta o en transporte público es un auto menos en circulación. En la medida en la que las autoridades favorezcan estas alternativas de movilidad, estarán por una parte haciendo más fluido el tráfico con modestas inversiones y por otra evitando las costosas intervenciones asociadas a la movilidad en automóvil. Conductores y autoridades debiéramos proteger, cuidar y ver con simpatía a peatones y ciclistas ya que son aliados que propician la fluidez vehicular y no estorban nuestro paso.

La nutrida y emotiva participación de jóvenes ciclistas en el reciente Congreso Nacional de Ciclismo Urbano en la ciudad de León muestra una voluntad ciudadana por cambiar este estado de cosas, por alzar la voz por encima de la minoría influyente que se mueve en automóvil y de la obstinada complacencia de los funcionarios que toman las decisiones a favor de los menos que hacen más ruido y están más cerca, al margen de las verdaderas necesidades de distribución del espacio público, olvidándose por completo de que la calle es de todos y para todos.

Comentarios

Comentarios

Continue Reading
You may also like...
Click para Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de Columnistas

  • Columna de Marita

    La Columna de Marita

    By

    Hola. Amigos. Con motivo de la lucha por acabar la violencia contra la mujer, CAISES Moroleón...

  • Columnistas

    F I M O D A 2 0 1 7

    By

    La edición 2017 de FIMODA inició ayer, jueves 9 de noviembre y termina hoy en un...

  • Columnistas

    NETFLIX AJUSTA PRECIOS

    By

    Netflix está a punto de ser un poco más costoso para todos los mexicanos. La firma...

  • Columnistas

    ROTARY Y LA POLIO

    By

    En 1988 más de mil niños, al día, eran afectados por la parálisis causada por un...

  • Columnistas

    CAMBIO EN TELEVISA

    By

    Emilio Azcárraga Jean dejará de ser el director general (CEO o chief executive officer) de Televisa,...

  • Columnistas

    SUPERAR PROBLEMAS

    By

    Algunas veces se piensa que la capacitación no es necesaria y que lo que uno sabe...

  • Columnistas

    “VEDA POLÍTICA“ ¿QUÉ ES?

    By

    Esta semana Impulso pudo platicar con el nuevo vocal ejecutivo de la Junta Distrital Ejecutiva del...

  • Columnistas

    EXPERIENCIA TERRORÍFICA

    By

    Gilberto Villagómez es un hombre de familia, dedicado a su trabajo. Nacido en Moroleón es conocido...

  • Columnistas

    IN MEMORIAM

    By

    Emilio Álvarez Guerrero Emilo Álvarez Guerrero nació en Uriangato hace más de 70 años. Aprendió el...

  • Columnistas

    Testimonios de vida

    By

    Por Marita Ayer sostuve una plática con la señora María Guadalupe Gutiérrez. Ella tiene 37 años...

Lo mas visto

Galeria

ENMODA Primera edicion

By 20 julio, 2017
Enter ad code here
To Top