Uriangato, Gto.- El pasado 6 de junio vecinos de la comunidad Deseada de Arriba reportaron un intenso olor a gasolina y luego de realizar una inspección se encontró una toma clandestina en el ducto que pasa por el lugar, la cual produjo un derrame que afectó al ojo de agua de la comunidad.

Apenas una semana atrás se había reportado otra toma en la misma comunidad la cual fue controlada y asegurada pero el 6 de julio el olor era insoportable en toda la comunidad. Se reportó que el derrame había alcanzado el ojo de agua y se estaba vertiendo el combustóleo hacia el DREN Cuitzeo que desemboca en la laguna de Yuriria.

Los Delegados de la Deseada de Arriba y la Deseada de Abajo, apoyados por Protección Civil, Servicios Municipales y Seguridad Pública se organizaron en grupos de búsqueda y localizaron la fuga de una toma clandestina de hidrocarburo a la altura del kilómetro 51+800 de la autopista Morelia-Salamanca.

Posteriormente llegó personal de Pemex, personal de la Secretaría de Salud, de Ecología del Estado, de la CONAGUA y del Ejército Mexicano, para supervisar, controlar y atender la fuga y a las personas de la comunidad que presentaran algún problema de salud. Las escuelas de las comunidades fueron desalojadas y hasta el miércoles reanudaron actividades, mientras que personal de PEMEX limpió el combustible derramado.

“Afortunadamente no pasó a mayores, se acordonó la zona, se cerró la toma y se está extrayendo el hidrocarburo, tenemos la seguridad que no llegó a Yuriria y a las personas se les repartieron cubre bocas, se les dieron algunas indicaciones preventivas y la limpieza va a continuar durante varios días”, expresó el Director de Protección Civil, Carlos Herrejón.