Yuriria, Gto. Acaba de celebrarse la “Noche Mágica” en esta ciudad turística y con ese motivo varios comerciantes conversaron con el reportero de Impulso para expresar algunas observaciones desde su punto de vista. Este año no recibieron apoyo de presidencia para poner toldos como se acostumbraba. Los toldos uniformaban y daban bonita apariencia además de que protegen contra el viento. Así que cada uno hizo lo que pudo.

El festejo fue de una sola noche y el resto del fin de semana quedó vacío. De hecho les pidieron que desalojaran el espacio pues no había recursos para hacer más gastos en eventos públicos. Pero si la gente acude, es conveniente mantener los puestos como un atractivo. Y aunque no les cobraron por el espacio ocupado, parece que a los expendedores de alimentos sí les cobraron a razón de 60 metros por metro ocupado diariamente. Esto naturalmente encareció los antojitos.

Informan que acaba de salir la convocatoria para ocupar lugares en el centro gastro-artesanal de la ribera de la laguna. Se especifica un perfil del aspirante pero serán elegidos por un Comité de Selección que nadie sabe quiénes lo integran y temen que se dé favoritismo.

Para la Noche Mágica se contrató un grupo que atrajo al sector juvenil muy numeroso pero muy parco en sus gastos de manera que las ventas se redujeron casi en un 50% Sugieren pensar en contratar algún grupo pero con atractivo más general para que haya posibilidad de ventas y extender el festival por más días.