Uriangato, Gto.- En conocido restaurante, en rueda de prensa encabezada por el Alcalde, Carlos Guzmán Camarena “Tanao”, contestó él mismo las declaraciones emitidas por el Presidente del Comité Directivo Municipal del PAN en el municipio, Miguel Torres Zamudio, y lo acusó de varias anomalías de la pasada administración.

Además del Presidente municipal participaron los directores de Obras Públicas, Comunicación Social, SMAPAU, Servicios Administrativos y el Secretario Particular, en presencia de los representantes de los medios de comunicación.

Guzmán Camarena dijo que todas y cada una de las liquidaciones se han hecho conforme a la ley, que el ex secretario de Ayuntamiento, Ismael Lemus Zavala, hizo muchos despidos durante el trienio 2012-2015, sumando la cantidad de 9 millones 212 mil pesos. “La demanda que ellos hagan carece de fundamento; es una vergüenza que los integrantes del comité ignoren que es una de las facultades del presidente remover al personal y, además, sus regidores aprobaron la partida” señaló el munícipe quien reconoció ante los medios de comunicación que sí presionó a los ediles de oposición para aprobar la modificación al presupuesto.

El primer edil de Uriangato ahondó en que aún faltan personas por liquidar pues la partida aprobada todavía tiene dinero y espera que en próximas fechas salgan otras 15 personas de la administración.

A decir de Guzmán Camarena el proyecto validado del bulevar Leovino Zavala se presentó al gobernador Juan Manuel Oliva desde el 2006 cuando él era alcalde por segunda ocasión y además mostró una carta intención por parte del grupo Link que son los accionistas del centro comercial de Plaza Galerías Metropolitana y la licencia de construcción que se le dio al constructor para edificar Fábricas de Francia.

Dijo que no tenía ningún pariente en la administración al contrario de la pasada donde había nepotismo por parte de los regidores del PRI, del PAN y del alcalde.

Denunció que en los tres años de la pasada administración se le dio al sobrino de Miguel Torres 3 millones 680 mil pesos por el servicio de mecánico, que el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) costó más de 500 mil pesos y está hecho para Durango y que encontró oficios de comisión de 16 escoltas tan sólo para el Alcalde.

Agregó que el comité del PRI debe 15 mil pesos de agua y ya se le cortó el servicio pues se negaron a pagarla y que horas antes de salir del poder el ex Alcalde Luis Ignacio Rosiles del Barrio, se autorizó un fraccionamiento irregular y pagó 143 tomas de agua para el mismo.

“Todo esto pasará al Ayuntamiento yo no demandaré personalmente y solicitaré a las instancias correspondientes que realicen las observaciones, pues tenían una Contraloría muy suavecita”, expresó “Tanao”.

Al cuestionar al Alcalde porqué tardó 7 meses en darse cuenta de todas estas situaciones y por qué no había hecho las denuncias ante el órgano correspondiente, dijo que comenzarán a hacer las denuncias ante la Secretaría de la Transparencia e invitó a debatir en un foro público con documentos en mano al representante del PAN en Uriangato.