3 de 3

Juan Gabriel
Falleció Juan Gabriel por un mal cardiaco. El consiguiente alud de informaciones aludía a que ningún malestar le presagió al “divo de Juárez” ese inesperado y fatal desenlace. Su último show, reportan, fue energético, completo y satisfactorio. Fue compositor y prácticamente huérfano; cursó hasta quinto de primaria, aprendió a tocar guitarra y descubrió que podía componer canciones aunque no sabía música. Sus más de mil composiciones le valieron fama mundial pero naturalmente esta fama fue mayor en Latinoamérica. Son composiciones sencillas, musical y literariamente hablando, pero grandemente contagiosas. El dolor ha sido nacional e internacional.
Juan Gabriel es una figura emblemática como lo es cualquiera que se haya sublimado con sus propios medios. Con todo en contra, escaló peldaños y superó obstáculos hasta que hizo su sueño realidad. Se habla de que gastaba el dinero con facilidad y hasta tuvo problemas con Hacienda por cuestiones de impuestos, señal clara de cierto desorden financiero. Su homosexualidad fue uno de los grandes retos que enfrentó y lo hizo exitosamente. Hay muchas cosas positivas en su biografía pero evidentemente hay también lunares. El artista y compositor dejaron huella imperecedera; el ser humano que luchó contra prejuicios sociales también es encomiable. Juan Gabriel ingresó ya en lo que pudiera llamarse el Olimpo de la historia mexicana. Y como cada personaje que habita en esas regiones: tiene detractores y defensores.

Diálogo
Otro episodio reciente –éste de naturaleza política- que ha causado revuelo es la inesperada e improvisada visita de Trump a México en respuesta a una invitación del Presidente Peña Nieto. También Hillary Clinton fue invitada pero ella no respondió tan rápido como Trump. ¿Por qué al candidato Trump aceptó tan prontamente la invitación a visitar México si en cada oportunidad nos injuria o ridiculiza? Evidentemente porque en sus torpes cálculos o en los de sus también torpes asesores esta era una buena oportunidad para su campaña. ¿Cuáles serían esas ventajas? Hay que esperar pero supongo que tanto el equipo de Peña Nieto como el de Trump están igualmente confusos por los resultados. En México porque jamás pensaron que Trump vendría y en EUA porque con un candidato como Trump nada es seguro.
Trump es un comediante que ha llevado su broma a límites impensables y los republicanos racionales (los hay) están hechos un nudo sin saber qué hacer. Los demócratas esperan que el payaso siga en la pista y se invente nuevos chistes –esperanzadamente- más vulgares. Por nuestra parte es conveniente reflexionar sobre el nivel intelectual y político del grupo de asesores que llevó al presidente Peña Nieto a esa esquina proverbial del pintor que se arrincona en una esquina al pintar el piso. La canciller Massieu ni siquiera estaba en el país…

Informe
Septiembre es mes de informes. El presidente Peña Nieto le dio un nuevo formato a su informe. Fue entregado al Congreso pero prefirió el diálogo con 300 jóvenes de todo el país. En los siguientes días veremos el resultado de esta novedosa iniciativa. Lo ideal sería que el Ejecutivo dialogara con el legislativo y que esta comparecencia fuera conocida por todos los medios, que el gran público tuviera una idea cercana de lo que se está haciendo, cómo se está haciendo, por qué se está haciendo, hacia dónde vamos y de qué medios nos valdremos para llegar allí, cómo se relaciona México con el mundo, cómo nos afecta esta relación y qué hacemos al respecto; se debería hablar de nuestros problemas nacionales y la manera de intentar resolverlos, etc.
Un presidente debe ser un guía, un líder, alguien que nos anime a seguir una visión, un proyecto de nación. A todas las empresas se les recomienda que tengan una visión y una misión, es decir, saber en dónde estamos y hacia dónde vamos y cómo llegaremos a donde queremos llegar. Un presidente no es únicamente un administrador o un pronunciador de discursos. Todos esperamos algo más.