Connect with us

Columnistas

EDITORIAL

EDITORIAL

Aniversario-Navidad

El pasado 19 de diciembre de hace 26 años un proyecto de comunicación regional salía a la luz en Moroleón. Fue un medio impreso que trataba de captar y difundir la esencia de las principales actividades económicas y sociales de nuestra región metropolitana conformada por Moroleón, Uriangato y Yuriria (MUY). Muchas cosas han sucedido en estos años y, en gran proporción, casi todas son positivas. Ha crecido la economía, la población se ha extendido, el núcleo de servicios es mayor y mejor. Hoy se cuenta con Internet y la información instantánea lo cual sirve para muchos propósitos. Ha habido alternancia política y se han creado nuevas opciones en educación, deporte, arte y cultura.

Nuestra zona metropolitana es un buen lugar para vivir. El proyecto inicial de difusión de información útil para nuestros municipios se ha mantenido vigente. Esta permanencia ha sido posible gracias al favor y apoyo de la población, tanto lectores como anunciantes. Agradecemos esta preferencia y nos proponemos seguir sirviendo con profesionalismo y dedicación de manera que Impulso siga siendo una fuente informativa confiable. Importa la información política, social, deportiva y cultural porque refleja nuestra vida y los valores que al animan. Pero, por otro lado, la información económica es también importante pues es indicador de hacia dónde nos dirigimos y con qué instrumentos contamos para crecer y mantener la productividad.

Un aspecto destacable de la actividad textil, comercial y de servicios es que requiere del factor humano. La manufactura pide operarios, ingenieros, administrativos y vendedores que –en sintonía entre sí- avizoren el futuro de la empresa y ofrezcan lo mejor de su producción para conservar y acrecentar su cartera de clientes. El comercio debe diversificar su oferta y manera de promoverla; requiere asistentes atentos, enterados de las características de las prendas, sensibles hacia las necesidades y sugerencias del cliente, puntuales y discretos en la atención al cliente y en la petición de los datos necesarios.

El sector servicios (restaurantes, hoteles, hospitales,…) ha conseguido un crecimiento sostenido. Ya no es necesario pensar, en muchos casos, en ir a las grandes ciudades para encontrar soluciones. Las opciones son variadas y pueden satisfacer muchos requerimientos. La oferta cultural. Artística y deportiva ha crecido paralelamente. Incluso las relaciones intermunicipales han recibido una buena dosis de armonía lo cual nos beneficia a todos.

Impulso ha sido testigo de todo este avance y, humildemente, creemos que ha contribuido a ello. Y es que en las páginas de Impulso se ha privilegiado la información relacionada con la economía: compra, venta, inauguraciones de nuevas empresas, nuevos hospitales y oficinas, nuevos fraccionamientos, salones de fiesta, sonidos, restaurantes, universidades y escuelas, etc. Todo lo que es consecuencia natural del crecimiento de nuestra zona. Paso a paso nuestras comunidades han percibido los beneficios de la comunicación. Y ahora estamos en esta etapa de franco crecimiento sostenido. Haber llegado a esta fase también ha sido posible por los muchos colaboradores que en estos 26 años han dado muestras de su ingenio y talento en la producción de Impulso.

Agradecemos, con hondo afecto y sinceridad, el apoyo de los lectores y anunciantes de los tres municipios a los que servimos. De la misma manera agradecemos profundamente a todos aquellos que nos han ayudado en esta tarea de difusión: diseñadores, contadores, licenciados, secretarias, choferes, repartidores, impresores y a todas aquellas personas que con su oportuno auxilios nos han ayudado a seguir con nuestra misión informativa.

La Navidad es un momento propicio para reconocer y agradecer. La actividad se detiene y se revalora la familia y la amistad. Se practica la convivencia en posadas y en la cena navideña. Todo favorece este intercambio sincero y cálido que nos hace ser completamente humanos. Es cierto, hay intercambio de regalos y para algunos esto es comercialismo pero también es señal de amor, de agradecimiento y hasta de propuesta de reconciliación, es decir, de búsqueda de paz y armonía. Y es esto lo que todo el equipo de Impulso desea a toda nuestra dinámica zona metropolitana: paz, armonía, entendimiento y colaboración mutua. Podemos ser un faro de luz en el Estado por nuestras acciones y los valores que practicamos. Deseamos a todo mundo una Feliz y Venturosa Navidad y un Año Nuevo pleno de realizaciones individuales y grupales.

Comentarios

Comentarios

Continue Reading
You may also like...
Click para Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de Columnistas

Lo mas visto

Galeria

EXPO SUMINISTRO TEXTIL 2018

By 21 junio, 2018
Enter ad code here
To Top
A %d blogueros les gusta esto: