Anticreatividad
Destrucción puede ser antónimo de creación. La creación da vida a algo nuevo, la destrucción destruye la vida. Aquí hay que tomar la palabra vida como equivalente a existencia, a ser. Una mente creativa da origen a algo nuevo aparentemente de la nada y surge ante la mirada de todos, incluyendo a los destructivos o “anticreativos” que pueden ver aquello como un objetivo “destruible”.

En realidad no hace falta tanta combatividad en el caso de un anticreativo, basta con ser inactivo, quedarse quieto e impasible. Puede haber crisis y la gente habla de ello, pero él se aferra a su pequeño territorio y nadie lo saca de allí. ¿Por qué arriesgar esa agradable comodidad? Dice el dicho “no hay que hacer olas”.

Pero una organización (escuela, taller, tienda, oficina) en la que el tiempo se detiene, se convierte en un bastión seguro… que va directo al fracaso. Quien da la espalda a la cambiante realidad tratando de evitar molestias, en realidad está haciendo todo para fracasar. La moda –uno de los puntos clave de que depende el éxito en la fabricación de ropa- cambia vertiginosamente. Uno puede decidir informarse y seguirla o puede hacerse a un lado e ignorarla. ¿Qué haría usted?

Muchas cadenas nacionales se extienden y eligen mandos medios (gerentes) que usualmente prefieren seguir la corriente. No hay para qué moverse si se vive en una zona de confort. ¿Qué tal si en lugar de ganar se fracasa? Mejor no hablar ni opinar y dejar que “los de arriba” tomen la decisión y sean responsables de ella. Pero si “los de arriba” enfrentan el fracaso al fallar sus medidas ¿ellos asumirán la culpa o la asignarán a los de abajo? ¿Qué supone usted que sucede habitualmente?

La creatividad exige una mente alerta, capaz de analizar y de trabajar en soluciones. Para darlas a conocer se requiere fuerza de ánimo y un cierto nivel de seguridad. Quien crea, conoce su idea y la defiende porque la conoce a fondo. Un directivo visionario identifica una buena idea y la puede instrumentar. Y a partir de allí, se puede generar un movimiento virtuoso.

Quienes prefieren la quietud, allí permanecerán…por largo tiempo…si todo sale bien. Quienes se mueven y proponen algo nuevo, pueden fracasar pero también pueden triunfar. Lo más importante de todo: al triunfar realizarán su visión interior que es producto de su yo, de su personalidad única.

Y realizarse como ser humano es una aspiración general. Seres realizados generan cambios positivos que ayudan a toda la comunidad. Rompamos esa engañosa comodidad de la rutina y exploremos nuevos horizontes porque así avanzo yo y, eventualmente, también mi grupo familiar y mis colegas. Y todos queremos avanzar… pero hay que idear un nuevo camino y trabajar en ello.