Mi nombre es Amaranta Guerrero Hernández y he sido invitada a servir a mi comunidad, Moroleón, como Reina de las Fiestas Patrias 2016. Este hecho es importante en mi vida y siempre lo recordaré, el ser reina para mí no es portar una Corona y un bonito vestido; el ser reina de mi Moroleón, Gto. implica un nuevo compromiso del cual estoy muy consciente y aportaré lo que a mi alcance esté y lo haré a manos llenas.

Me gustaría que la gente sin problema alguno se acercara a mí y yo poder apoyar en la medida de lo posible y siempre escuchar. Quiero estar enterada de cuáles son las necesidades individuales y sociales y me incluyo ya que por ser reina no dejo de ser un integrante más de la población; quiero escuchar también las ideas positivas para mejorar nuestro municipio y hacer lo posible por llevarlas a cabo; quiero hacerlo con humildad. Quiero ser diferente, quiero aportar, quiero sentirme bien conmigo misma al término de mi reinado y ver lo bueno que pude lograr.

Agradezco el apoyo total de mi familia paterna y materna, especialmente a mis abuelos que gracias a Dios tengo a los cuatro con salud; gracias a mis papás, Verónica y Marcos, y a mis hermanos. Fue por el aliento de mi familia que decidí aceptar este compromiso, pero más allá de eso va el respaldo de mi propia persona, con ganas de contribuir y dejar algo bueno de qué hablar. Agradezco especialmente a nuestro digno y apreciado presidente municipal, Lic. Jorge Ortiz Ortega, a su distinguida esposa Jéssica González, y a su honorable Ayuntamiento, la amable invitación para este maravilloso compromiso y entrega.

Ser Reina además de ser un honor es un privilegio; estoy convencida que esto cambiará mi vida y me dará una nueva y única experiencia. Ser reina es una capacidad porque significa la oportunidad de servir y poner un granito de arena en la tarea de construir un mejor municipio. Nuestros valores tradicionales y el apoyo social son un valioso instrumento en este objetivo, no sólo se necesita del arquitecto en la construcción de un hogar: se necesita del obrero para en conjunto trabajar, se necesita de cooperación y ganas; a cada uno nos toca hacer algo positivo por nuestra comunidad y en esta ocasión quiero invitarlos a colaborar para ayudar a nuestro prójimo.

Amo la esencia y la presencia de nuestro Moroleón, igual que todos ustedes, por lo que sé que comparten mi visión de aprovechar esta oportunidad para convocar a la gente de buena voluntad y juntos hacer algo por los más necesitados. Para mí y para mi familia ser Reina equivale a la oportunidad de contar con una plataforma desde la cual llamar a la acción positiva en favor de nuestra comunidad municipal.

Los invito a mi coronación este 15 de septiembre, por la noche, en el jardín principal de nuestro amado Moroleón.