Moroleón, Gto. El miércoles de esta semana Impulso entrevistó a Alfonso Rocha, presidente de Canaive GTO quien, acompañado por Fernando de la Vega, Director general de Canaive GTO asistieron a una reunión con industriales. El objetivo es seguir trabajando en el proyecto que respalda el gobierno federal para apoyar la industria regional.

En una pausa de esa reunión Alfonso comentó sobre el proyecto de una tienda multimarcas (textiles guanajuatenses) que se ubica en León. Afirma que gracias al respaldo del gobernador este proyecto ya es una realidad.

La propuesta fue hecha hace un tiempo por Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) Guanajuato, de Alfonso Rocha López, pero hasta hace unos meses, por fin, hubo alguien que dijo “adelante, vamos a intentarlo”.
La tienda de 270 metros cuadrados, divididos en dos pisos, estará en Outlet San Martín y, a tres meses de abrir, ya tiene seguras a 16 marcas de ropa juvenil para mujer, procedentes de Moroleón, Uriangato, Irapuato y León.

Un despacho de México, llamado Fashion 360, trabaja en desarrollar la marca y el concepto que tendrá la tienda.
La intención de Canaive Guanajuato y de la Secretaría de Desarrollo Económico y Sustentable (SDES), de Guillermo Romero Pacheco, es, una vez consolidada la unidad de León, pueda instalar otras sucursales en diferentes ciudades del estado, y, por qué no, de México.

Esta tienda multimarcas no solo tiene una arquitectura funcional, atractiva y contemporánea sino que tendrá como apoyo personal altamente profesional que cuidará que las prendas ofertadas se ajusten al perfil proyectado.

No es una ocurrencia sino un proyecto que cumple con los más exigentes requisitos del comercio internacional. Es decir, si usted visita y compra en un mal, encontrará la misma atmósfera y comodidades en León y quizá, si todo sigue su marcha como hasta ahora, el proyectado centro comercializador local tendrá el mismo aspecto.

Nuestros industriales trabajan y trabajan duro y es probable que veamos una nueva etapa en el desarrollo y estilo de comercializar los productos locales que están a la altura de los artículos importados.