Connect with us

EXPERIENCIA TERRORÍFICA

Columnistas

EXPERIENCIA TERRORÍFICA

EXPERIENCIA TERRORÍFICA

Gilberto Villagómez es un hombre de familia, dedicado a su trabajo. Nacido en Moroleón es conocido por su trabajo: da mantenimiento y repara equipo industrial a la vez que tiene un sonido para eventos.

En una fiesta familiar su hija, de sólo 14 años, recibió y atendió una llamada para alertarla de que en esa fiesta había elementos de grupos delincuenciales rivales, que habría balazos entre ellos y le avisaban a ella para que protegiera a su familia.

Ellos le explicarían cómo hacerlo. Le dijeron “sal de la fiesta, ve compra un chip y sigue nuestras instrucciones; vamos a estar comunicados contigo”. Asustada, obedeció las instrucciones. Por la noche Gilberto recibió una llamada en que le notificaban que tenían secuestrada a su hija y que si la amaba, debía conseguir medio millón de pesos para que se la devolvieran. De esta forma los delincuentes tenían información y comunicación tanto con el papá con la hija y pusieron en funcionamiento su plan diabólico. El supuesto secuestrador mantuvo alejada a la hija diciéndole que no debía regresar a casa para no poner en peligro a su familia. Al papá le hacían oír a su hija para convencerlo que la tenían en su poder. Las órdenes se daban de manera imperativa y majadera. El tono de la voz sonaba con timbre centroamericano pero las palabras altisonantes y amenazadoras eran indudablemente mexicanas.

Le pidieron mostrara los billetes y enviara la foto por watsap; no contentos con eso le pidieron incluyera su cara para cerciorarse de que la foto y el dinero eran reales. Las envió pero para estas alturas de la madrugada ya las exigencias habían bajado de medio millón de pesos a solo 50 mil. Sin embargo no fue posible entregar el dinero y le dieron entonces un número de cuenta para depositar al día siguiente. Aunque le prohibieron acudir a la policía, Gilberto lo hizo pero en las frecuentes llamadas telefónicas los agentes policiacos no pudieron ayudar pues no cuentan con una estrategia para esos casos.

Las horas transcurrían y aunque oían la voz desesperada de su hija que les pedía colaboraran con los secuestradores, y aunque el hijo los retó enojado a que dieran la cara, Gilberto intentó hacerlos reflexionar hablándoles de los valores morales y de cómo estaban lesionando a las familias con su conducta criminal. Nada valió. Los tipos aumentaban su agresividad e insolencia y Gilberto y la familia, oraban pidiendo la protección de Dios.

Por la mañana del domingo su hija tocó a la puerta del hogar y la vieron con el pelo revuelto, los ojos enrojecidos, la ropa maltratada. Después de abrazarse mutuamente y llorar de alegría, ella les contó que había dormido en un baldío, cerca del hospital Los Álamos. Había pasado la noche a la intemperie recostada entre el pasto húmedo. Las llamadas de los violentos “secuestradores” continuaron por un buen rato pero ya n produjeron el efecto aterrorizante que ellos buscaban pues la familia estaba felizmente completa de nuevo.

Gilberto visitó la redacción de Impulso pidiendo se publicara su horrible experiencia para que las familias de nuestra región sepamos la manera en que trabajan estos delincuentes. Las llamadas que ellos hacían procedían de un número local: el 445 141 56 98. Eso le daba visos de credibilidad a las llamadas. Fue una experiencia extenuante con un final feliz después de todo, pero ciertamente edificante conocer este episodio, y otros semejantes, para no caer en los hábiles engaños de estos delincuentes.

Comentarios

Comentarios

Continue Reading
You may also like...
Click para Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de Columnistas

  • Columnistas

    SUPERAR PROBLEMAS

    By

    Algunas veces se piensa que la capacitación no es necesaria y que lo que uno sabe...

  • Columnistas

    “VEDA POLÍTICA“ ¿QUÉ ES?

    By

    Esta semana Impulso pudo platicar con el nuevo vocal ejecutivo de la Junta Distrital Ejecutiva del...

  • Columnistas

    IN MEMORIAM

    By

    Emilio Álvarez Guerrero Emilo Álvarez Guerrero nació en Uriangato hace más de 70 años. Aprendió el...

  • Columnistas

    Testimonios de vida

    By

    Por Marita Ayer sostuve una plática con la señora María Guadalupe Gutiérrez. Ella tiene 37 años...

  • Columnistas

    CURSOS DE CANAIVE EN VEMOG: EL BENEFICIO CRECE

    By

    Comunicadores de Impulso han visitado recientemente las instalaciones vanguardistas de VEMOG en el IECA y, en...

  • Columnistas

    FILOSOFIANDO

    By

    Por Sofía Ponce de León Tena Dicen que uno muere más rápido si no está probando...

  • Columnistas

    QUE SIEMPRE SÍ

    By

    El gobierno de Estados Unidos ofrecerá este año 15,000 visas temporales de trabajo adicionales. Las visas...

  • Columnistas

    MI OPINION

    By

    Por Lic. Miguel Cortés El pasado día 14 de julio se publicó en el Periódico Oficial...

  • Columnistas

    LO BUENO Y MALO DE TRUMP

    By

    En los primeros 6 meses de su presidencia, Donald Trump ha tenido numerosas fallas en su...

  • Columnistas

    RENUEVAN MESA DIRECTIVA EN ROTARY

    By

    El pasado sábado, 8 de julio, en conocido salón se reunió el Club Rotario Moroleón acompañado...

Lo mas visto

Galeria

ENMODA Primera edicion

By 20 julio, 2017
Enter ad code here
To Top