Connect with us

Columnistas

FILOSOFIANDO

Por Sofía Ponce de León Tena

Cuando muera, quiero que me recuerden por tres cosas: haber vivido para contarlo, haber amado mucho y haber sido feminista. Ay, no me digan que esta última palabra les causa un tic… no, ¿verdad? Porque híjoles, ya es 2017, si todavía flotamos en la ignorancia de que feminismo es como el machismo pero para mujeres, si nos quedamos mudos cuando alguien la pronuncia, si todavía no estamos convencidos de por qué hay que ser feminista, definitivamente nos estamos quedando atrás.

No daré fecha exacta de cuándo decidí adoptar este término y apropiármelo, porque la desconozco, pero segurito fue antes de lo que yo llegaría pensar. Quizás en primaria, cuando la niñas siempre iban primero que los niños a la hora de pegarle a la piñata. Quizás fue en secundaria, cuando jugábamos futbol y nos “incluían” en el equipo pero solo dábamos tres pases cuando mucho en todo el juego, porque no fuera a ser que en una de esas un compañero se nos arrimara y su oh-tan-brutal-fuerza nos hiriera. O en prepa, cuando me sacaba mucho de onda salir con niños y que ellos pagaran la cuenta, y que para mí fuera incómodo y para mis amigas fuera un “no te quejes y agradece”.

Es tan obvia la desigualdad, pues. Anda por ahí, petulante frente a nuestras narices, que era imposible (incluso a mi corta edad) que no le prestara atención. Y que más pronto que tarde, supiera que no estaba bien. Me hacía falta callo, eso sí, y una ardua investigación antes de comprender que el feminismo era la respuesta. Todavía se cree que es una ideología que solo vela por las mujeres cuando la realidad es que busca promover la equidad de género.

Me declaro feminista porque me niego a ser oprimida, porque no quiero ser tratada especial o diferente, quiero tener las mismas oportunidades que el otro sexo. Ni más ni menos. Que si gano o pierdo sea por mis capacidades y mis aptitudes, no porque nací con una vagina. Así que ya sabe, a quien le toque tallar mi lápida, lo que ésta debe decir.

Comentarios

Comentarios

Continue Reading
You may also like...
Click para Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de Columnistas

  • Columnistas

    EXPERIENCIA TERRORÍFICA

    By

    Gilberto Villagómez es un hombre de familia, dedicado a su trabajo. Nacido en Moroleón es conocido...

  • Columnistas

    IN MEMORIAM

    By

    Emilio Álvarez Guerrero Emilo Álvarez Guerrero nació en Uriangato hace más de 70 años. Aprendió el...

  • Columnistas

    Testimonios de vida

    By

    Por Marita Ayer sostuve una plática con la señora María Guadalupe Gutiérrez. Ella tiene 37 años...

  • Columnistas

    CURSOS DE CANAIVE EN VEMOG: EL BENEFICIO CRECE

    By

    Comunicadores de Impulso han visitado recientemente las instalaciones vanguardistas de VEMOG en el IECA y, en...

  • Columnistas

    FILOSOFIANDO

    By

    Por Sofía Ponce de León Tena Dicen que uno muere más rápido si no está probando...

  • Columnistas

    QUE SIEMPRE SÍ

    By

    El gobierno de Estados Unidos ofrecerá este año 15,000 visas temporales de trabajo adicionales. Las visas...

  • Columnistas

    MI OPINION

    By

    Por Lic. Miguel Cortés El pasado día 14 de julio se publicó en el Periódico Oficial...

  • Columnistas

    LO BUENO Y MALO DE TRUMP

    By

    En los primeros 6 meses de su presidencia, Donald Trump ha tenido numerosas fallas en su...

  • Columnistas

    RENUEVAN MESA DIRECTIVA EN ROTARY

    By

    El pasado sábado, 8 de julio, en conocido salón se reunió el Club Rotario Moroleón acompañado...

  • Columnistas

    FILOSOFIANDO

    By

    Por Sofía Ponce de León Tena Estimado lector de Impulso y Filosofiando: te debo una disculpa....

Lo mas visto

Galeria

ENMODA Primera edicion

By 20 julio, 2017
Enter ad code here
To Top