Hola, amigos.

Me encantan los spots que están apareciendo para cuidar nuestro entorno y el planeta. Se están haciendo verdaderos esfuerzos en pro de la educación y definitivamente solo eso nos hace falta para que nuestro país despegue al nivel que se merece.

Por ello me he sentido sumamente complacida con los eventos que, con motivo del aniversario número 25 de Casa Hipona, se realizaron en nuestra ciudad. El gran poder de convocatoria que tiene el padre Efraín Gutiérrez quedó ampliamente demostrado con la gran participación y concurrencia a estos eventos culturales en nuestra ciudad.

Quien piense que la cultura es aburrida ¡se equivoca! pues sólo con ver el gozo y deleite en los rostros de quienes asistieron a los conciertos de primerísimo nivel que se ofrecieron en nuestro Jardín Principal quedó demostrado. La cuidad estaba de fiesta parecía feria de enero pero sin alcohol y actitudes diferentes. Los Agustinos deben de reconocer que en el Padre Efraín tienen a un líder innato cuya labor enriquece nuestro entorno.

La Cena baile fue un rotundo éxito y El hermoso salón Casa Blanca estuvo a reventar. Deliciosa cena y comentario aparte merece el excelente grupo Cristóbal Colón que nos hizo bailar al lado de nuestras mesas y esto se repetía en todo el salón. Fue una noche mágica en donde el padre Efraín logro su objetivo con creces ya que la convivencia entre todas las personas era franca, abierta. QUE DIOS BENDIGA AL PADRE EFRAÍN.