Hola, amigos.
Cada día se despierta más la afición por andar en bicicleta; no sólo es divertido sino que así también contribuimos con la ecología al no contaminar y a que la circulación en las calles sea mejor.

Hay mucha afición al ciclismo de montaña y son varios grupos los que disfrutan de este deporte tan completo y bonito. En nuestra zona metropolitana de Moroleon, Uriangato y Yuriria, conozco a algunos grupos de Uriangato, como son “Los Perdidos, Los Greñudos, y Enviciando Gente”. En Moroleón estoy segura que debe haber varios así como en Yuriria también.

El ciclismo de paseo está creciendo y por nuestras calles y parques es frecuente ver a jovencitas y jovencitos disfrutando de paseos por la ciudad.

El presidente electo de Moroleón, Lic. Jorge Ortiz, consciente de esta afición, prometió en su campaña que construiría ciclovías, las cuales son muy importantes ya que así se evitaría un peligro ya que nuestras calles y avenidas están siempre congestionadas de tanto tráfico vehicular.

Antiguamente había furor por las bicicletas y patines de 4 ruedas y los chicos de entonces nos citábamos con los amigos y amigas para dar agradables paseos. Es una bonita forma de convivir con amigos. Esta costumbre está regresando, lo cual me alegra porque se convive y se sociabiliza sanamente; regresa el hábito de conversar cara a cara, mirándose a los ojos y olvidando -al menos mientras pedaleamos- el nefasto celular.

Si los jóvenes se dieran cuenta de cuánto se pierden en sus vidas estando conectados todo el tiempo al celular.
Platicar viéndose a los ojos, sin las molestas interrupciones de los celulares, es fantástico. El celular es un aparato de comunicación que al parecer está haciendo todo lo contrario. Resulta triste estar reunidos en un mismo espacio y no prestar atención… todos los jóvenes por lo general con la vista fija en la minúscula pantalla, los demás… como si no existieran!

Al parecer, para muchos jovencitos y jovencitas, les resultan más importantes los comentarios de personas que realmente no tienen mayor significación en nuestras vidas e ignoramos a la familia. Es frecuente ver que en comidas familiares se escabullen para prestar toda su atención a la pantallita de su celular.

Creo que los celulares deben ser usados para lo que fueron creados y no para el uso que le estamos dando. Valdría la pena corregir esta actitud que nos está robando momentos que verdaderamente valen. Por ello me alegra mucho que la afición a las bicicletas, al ciclismo de montaña como deporte atraiga a nuestros jóvenes. El deporte aleja a nuestros jóvenes de las garras del vicio y del alcohol, y la creación de más espacios deportivos garantizan la práctica promoviendo una juventud sana y vigorosa.

Pero no sólo este deporte es bueno para los jóvenes ya que todos los deportes ofrecen muchos beneficios El ciclismo es buenísimo para la salud ya que es un deporte aeróbico (así lo clasifican) que beneficia a nuestro sistema cardio-circulatorio y respiratorio y a muchas de nuestras zonas musculares. La práctica regular del ciclismo nos proporciona mayor control de nuestra presión arterial, de la glicemia, del colesterol y hasta nos ayuda en nuestro peso.

Es importante tener en cuenta que para practicar el ciclismo nuestra bicicleta sea la adecuada. Por ejemplo la posición del asiento debe ser de acuerdo a nuestra persona para que no nos cause molestias en la columna vertebral o en nuestras articulaciones de las piernas. La compra de una bicicleta debe ser hecha cuidadosamente y es bueno encomendarse a comerciantes expertos. La indumentaria es muy importante y debe ser de acuerdo al clima para evitar enfriamientos, permitir la evaporación del sudor y protegernos del viento. Importantísimo el casco, las gafas y los guantes para evitar accidentes.

Bueno, amigos, a guardar el celular y practicar deporte, esta una muy buena decisión.

Los quiere Marita.