Connect with us

LA VIDA ES EFÍMERA PERO LAS ACCIONES PERDURAN

Columna de Marita

LA VIDA ES EFÍMERA PERO LAS ACCIONES PERDURAN

LA VIDA ES EFÍMERA PERO LAS ACCIONES PERDURAN

La Columna de Marita

Hola, amigos. Cuando llegué a Moroleón, hace más de 30 años, conocí a personas muy valiosas cuyas vidas y acciones dejaron una honda huella en mí.

Una de esas personas fue María del Socorro Balcázar Zamudio, cariñosamente conocida como “Coya”, esposa, madre benefactora, quien hacía el bien a quien se le acercara, ya sea materialmente o con palabras que señalaban caminos y brindaban consuelo.

Era mi vecina y todas las tardes la veía armar, con mesas en la puerta de su casa, un expendio de deliciosos antojitos mexicanos y los domingos hacía lo mismo en el jardín de Moroleón.

Fui probando esos antojitos deliciosos que ella preparaba, que aprendí a conocer y me aficioné mucho a ellos. Recuerdo los famosos taquitos dorados con verdurita, patitas y manitas de puerco en vinagre, etc. Era un duro trabajo en el que la ayudaban sus hijas. Un día la vi muy cansada y le dije ¿“Coyita, por qué trabajas tanto? Deberías descansar. Y me contesto: “no Marita. ¿Y quién va a reunir fondos para la iglesia de San Francisco?”  Le pregunté: ¿qué iglesia? Y fue entonces que me contó sobre la necesidad que había de que la gente tuviera un templo, allá pasando el Ranchito, para que la gente pudiera tener comunicación con Dios, recibir los sacramentos, bautizar a sus hijos, casarse y lógicamente orar, “hace mucha falta Marita”.

Cada tarde veía el trabajo que realizaba y el fruto de ese gran esfuerzo; todo era con el propósito de cumplir con ese objetivo que ella y un grupo de personas se habían marcado. Coya fue ese tipo de persona a la que se le admira y le entregabas tu corazón.

Son muchas las personas que de una u otra forma recibieron ayuda y consuelo de Coya; ella era una mujer muy religiosa cuyo amor a Dios era el centro de su vida. Hace poco se cumplió el 20 aniversario de su partida y celebraron una misa el domingo 04 de febrero en el templo de San Francisco.

Coya sufrió de una dolorosa enfermedad que soportó con humildad y resignación pero aún desde su lecho de enferma continuó con su apostolado. Han pasado 20 años de su partida y su recuerdo, como todo lo verdaderamente valioso, lo atesoro en mi corazón. Hoy ella está con Dios descansando y rodeada de sus ángeles y aunque físicamente ella se fue de este mundo, sus obras y sus acciones perduran y son clara muestra de lo que se puede hacer cuando amas a Dios y a tus semejantes.

Desde el cielo ella contempla su obra.  La multitud de personas que asistieron a la misa que se celebró en el aniversario número 20 de su partida, se realizó precisamente en el templo por el que ella tanto trabajo. Hoy el templo de San Francisco es una hermosa realidad que cumple con los objetivos para servir a los habitantes de la región.

Comentarios

Comentarios

Click para Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de Columna de Marita

  • Columna de Marita

    La Columna de Marita

    By

    Hola, amigos. Acaba de suceder un hecho que pretende manchar el prestigio de personas honestas que...

  • Columna de Marita

    La Columna de Marita

    By

    Hola, amigos. Durante los días 17, 18, 19 y 20 de octubre  tuve el gusto de...

  • Columna de Marita

    La Columna de Marita

    By

    Desde hace más de 20 años impulso ha seguido con gran interés la carrera de David...

  • Columna de Marita

    La Columna de Marita

    By

    Hola. Amigos. Con motivo de la lucha por acabar la violencia contra la mujer, CAISES Moroleón...

  • Columna de Marita

    Columna de Marita

    By

    Hola, amigos. QUE BONITO SE SIENTE CUANDO EL SER HUMANO TRASCIENDE A TRAVÉS DE SUS OBRAS....

  • Columna de Marita

    LA COLUMNA DE MARITA

    By

    El pasado viernes 10 de febrero, periódico Impulso y Club Rotario Moroleón A.C. propiciaron una conferencia...

  • Columna de Marita

    La Columna de Marita

    By

    Efectivamente, el aumento a la gasolina significa, para todos los mexicanos, enojo, asombro, inconformidad, rabia, impotencia...

  • Columna de Marita

    Columna de Marita

    By

    Hola, amigos. Fui invitada a un súper evento presentado por las alumnas de la Academia “Bella...

  • Columna de Marita

    La Columna de Marita

    By

    Hola, amigos. Atendiendo la amable invitación de la Lic. Jéssica González fui a conocer el Centro...

  • Columna de Marita

    La Columna de Marita

    By

    Hola, amigos. Fui invitada al primer informe del Lic Jorge Ortiz. Pude apreciar lo bien que...

Lo mas visto

Galeria

FIMODA 2017

By 23 noviembre, 2017
Enter ad code here
To Top
A %d blogueros les gusta esto: