Moroleón, Gto. El profesor Martín Zavala Rodríguez es titular de Reglamentos y Fiscalización y para los tradicionales puestos de Día de Reyes consultó y después propuso dar vía libre a la iniciativa ciudadana. Se recibió una buena cantidad de solicitudes y se sorteó la ubicación.

El área inmediata del jardín se reservó para los comerciantes locales y el resto quedó a disposición de los foráneos. El permiso de venta abarcó dos días: 4 y 5 de enero y la madrugada del 6. En total se instalaron 330 puestos y el resultado fue que se produjeron buenas ventas pues había una enorme variedad de juguetes y otros productos. Las calles de acceso fueron bloqueadas para la seguridad de los compradores y tanto movimiento comercial no generó ningún conflicto vial. Se protegió la portalería y se pidió a los comerciantes respetar y cuidar el entorno arquitectónico y los jardines.

Comenta el maestro Martín que, como parte del apoyo de la autoridad, su equipo humano estuvo pendiente todo el tiempo para que clientes y comerciantes se sintieran apoyados y en el futuro considera que debería instalarse un módulo rotulado que atienda a compradores y vendedores. Los resultados fueron halagadores en el orden comercial y en la participación ciudadana.