Guanajuato, Gto.- El Gobierno de Guanajuato asegura a los guanajuatenses que nunca se ha puesto en riesgo la salud de los pacientes diabéticos que son tratados con insulina, toda vez que este medicamento cuenta con el aval y registro de la Comisión Federal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

La insulina distribuida por la Secretaria de Salud de Guanajuato (SSG) es elaborada por laboratorios mexicanos y cuenta con el registro de la COFEPRIS407M2007, S.S.A.IV vigente al 27 de noviembre de 2017, por lo que se encuentra inscrita en el Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES) y puede ser suministrada a los pacientes sin que ello represente un riesgo a su salud.

Dicho medicamento es el mismo que suministran a sus pacientes organismos como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En un documento de acceso a la información pública de 2015 COFEPRIS señala las insulinas glarginas con registro, entre ellas aparece Bonglixan de Laboratorios Landsteiner como apta para la aplicación en pacientes con diabetes.
Las licitaciones para la compra de medicamentos se realizan apegadas a la ley y de forma transparente, transmitiéndose en tiempo real a través de los portales web del Gobierno del Estado, y acompañadas de un testigo social nombrado y asignado por la Secretaría de la Función Pública Federal.

El niel de surtimiento de medicamentos, según la encuesta de evaluación generada de manera anual por la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, documentos públicos y con acceso vía su portal web, ubica a Guanajuato en los primeros tres lugares en la satisfacción de surtimiento de recetas para los usuarios del seguro popular del 2012 a la fecha.