En amena reunión, del pasado domingo, el Club Rotario Moroleón convocó a sus miembros para cumplir con el protocolo de nombrar mesa directiva y sus colaboradores.

El nuevo presidente, Dr. Baltazar Contreras, agradeció el honor y responsabilidad conferidos y confió en que, con la colaboración de su equipo humano y de su esposa Julieta Solís, el resultado será positivo para las comunidades de nuestra región. Los clubes rotarios de todo el mundo dedican sus esfuerzos a hacer el bien practicando la solidaridad especialmente con aquellos que más lo necesitan.

Puede ser que apoyen a personas enfermas, necesitadas o ayuden a gestionar apoyos o respalden a comunidades enteras como ha sido el caso de Amoles o la Ciudad de los Niños. En esta ingente e interminable tarea las damas rotarias son una gran fuerza.

En esta ocasión, y en relación con las damas, la señora Marita Arata de Álvarez fue aceptada como socia rotaria, hecho que es parteaguas en la historia del club local que hasta ese momento sólo estaba integrado por varones. Todos los socios se congratularon por el inicio del nuevo año de actividades y se comprometieron a trabajar intensamente en las metas del club.

Emilio Álvarez, rotario desde hace 45 años, y su esposa Betty Serrato, recibieron un diploma en reconocimiento de ese hecho notable. El nuevo equipo directivo pidió a nuestro reportero que expresara el profundo agradecimiento de todo el Club Rotario a las comunidades de nuestra zona metropolitana pues el Club siempre ha obtenido respuesta cuando ha solicitado apoyo para sus eventos y proyectos en los tres municipios.

La reunión dominical culminó con una sencilla comida fraternal en que intercambiaron anécdotas y proyectos.