Moroleón, Gto.  Acompañada de sus padres, Ana Esmeralda e Iván, Amira Guzmán Cruz, nativa de Santa Ana Maya, Mich., visitó la redacción de Impulso. Recientemente fue electa princesa de la Expo Feria Michoacán que es un evento estatal organizado en Morelia cada año, precisamente en estos días. Amira, de 18 años, fue invitada porque actualmente es Reina de Santa Ana Maya.

Tiene recuerdos de ambos procesos de elección pero mientras que el de Santa Ana le dejó un grato sabor, el estatal le produjo un gusto agridulce. En este último certamen participaron 33 municipios. Su familia y amigos la alentaron todo el tiempo. Del total de 33 en el primer paso sólo quedaron 16 y en seguida solo 8. Entre ellas estaba Amira. De hecho Sahuayo, Apatzingán y Santa Ana Maya fueron las finalistas.

En la etapa de dominio de la palabra y coordinación mental Apatzingán titubeó notablemente, mientras que Sahuayo lo hizo aceptablemente. Amira no mostró señales de nerviosismo y respondió articuladamente pero el jurado eligió finalmente a la representante de Apatzingán, hecho que incluso hizo titubear a la presentadora. Amira y sus padres han sido siempre muy unidos y ésta y otras dificultades que han enfrentado solo han servido para cohesionarlos más.

Sus padres viajan diariamente a nuestra zona para trabajar aquí y ella estudió la secundaria y preparatoria en Moroleón.

Actualmente estudia la licenciatura en Trabajo Social en Morelia y se siente satisfecha de todo lo logrado. Siempre la ha gustado ayudar a la gente y como Reina considera que puede hacerlo invitando a más gente a que se le una. Una vez, en la primaria, una maestra procedió injustamente contra una de sus compañeras; Amira organizó a las demás niñas y fueron a la oficina de la directora a exponer su queja contra la maestra. Como resultado se corrigió la injusticia. Por ello la elección de su carrera se basa en su decisión de estar en posición de ayudar a los demás.