Moroleón, Gto.- Luego que medios estatales dieran a conocer una supuesta incautación de 33 animales del parque zoológico de esta ciudad por parte de la PROFEPA, se informó que sólo fue una inspección de rutina y cuestiones de papeleo que se tienen que solventar ante el órgano federal.

En un primer momento distintas agencias noticiosas estatales informaron que del zoológico de Moroleón habían sido incautados un perico cabeza amarilla (Amazona oratrix), un perico cabeza lila (Amazona finshi), dos monos araña (Ateles geoffroyi), 15 tortugas japonesas (Trachemys scripta), un loro mejillas amarillas (Amazona autumnalis), cuatro pecaríes de collar (Pecari tajacu), un venado cola blanca (Odocoileus virginianus), un borrego muflón (Ovis musimon), dos borregos de berberia (Ammotragus lervia), cinco pavo reales (Pavo cristatus) y tres antílopes (Antilope cervicapra).

En un comunicado el delegado de la Profepa, José Isaac González Calderón, señaló que el aseguramiento fue parte de los operativos de inspección y del Programa Nacional de Inspección que se están llevando a cabo en diversos parques zoológicos de la entidad y que en el caso de Moroleón se verificaron 145 ejemplares de especie silvestre y 10 piezas de taxidemia. Sin embargo el administrador del Zoológico, Rigoberto Villagómez García, informó que no hubo tal confiscación y que sólo se realizó una inspección por parte de la Profepa para revisar cuestiones administrativas y de papeleo.

“Las observaciones se hicieron por falta de documentación, problema que se generó ya que cada trienio cambia el personal y no se había tenido cuidado con el resguardo de documentación; se dio tras una inspección de rutina hace 10 días para corroborar el bienestar de los animales y su estatus legal”, dijo el funcionario municipal.

Por parte de la Dirección de Comunicación Social solamente se notificó que se ignoraba el origen e intención de la nota, pues en el parque todo transcurre con normalidad y solamente se recibió un documento de petición de información, “ningún animal ha sido requerido o incautado del parque. Ignoramos, la intención u origen de la nota”, se expresó a través de las redes sociales.