Connect with us

Salamanca, un grito de auxilio que nadie quiere escuchar

Columnistas

Salamanca, un grito de auxilio que nadie quiere escuchar

Por Ing. Javier Hinojosa
Consejero de Iplaneg

En 2007 un informe de la Cámara de Diputados reveló que Salamanca sigue siendo la ciudad más contaminada del país y el Gobierno Federal reconoció que Salamanca es una ciudad-veneno, pues los salmantinos respiran más partículas suspendidas y óxido de azufre que en el Valle de México.”

Superar los niveles máximos de contaminación ambiental en Salamanca es demasiado frecuente; el olor a ajo, huevo podrido, a cadáver en descomposición y azufre es parte del paisaje; las cifras de mortandad y casos de cáncer entre la población ocupan los primeros lugares en el país; las enfermedades respiratorias representan el primer motivo de consulta en la ciudad y es que los salmantinos, desde hace décadas, están expuestos cotidianamente a un impresionante y mortífero coctel de residuos y emisiones tóxicas: al impacto de las 10mil toneladas al aire libre de DDT, Malatión y Paratión, venenos de altísima toxicidad que dejó la empresa Tekchem antes de cerrar; a la diaria emisión de gases tóxicos de carbono, azufre y nitrógeno (CO, SO2 y NO2) de la Refinería de PEMEX y la central termoeléctrica de la CFE; a los gases tóxicos de las empresas Univex y Sales del Bajío, a las más de 30,000 toneladas de Residuos Peligrosos que arrojó hace más de 35 años la empresa Quidesa al socavón del Cerro de la Cruz, en donde en mayo 1998 un adolescente resbaló en el lodo y murió asfixiado y quemado por ácido sulfúrico; a los lodos residuales -que contienen arsénico- de la Planta de Tratamiento de aguas junto a la CFE; al viejo tiradero a cielo abierto y a las múltiples fugas y descargas que contaminan tuberías de agua, pozos y ríos.

Por si fuera poco, existe un gran desconocimiento entre la población, las autoridades y los centros de salud en relación a cómo reaccionar en casos de contingencia. Pocos saben de las sustancias contaminantes, los efectos que producen y cómo debieran ser tratados los pacientes. Tal fue el caso de la explosión en septiembre del 2000 cuando una nube grisácea de malatión cambió la vida de los casi 16 mil habitantes de las colonias de San Juan de la Presa, Nativitas, Obrera y el Pitayo quienes corrieron sin saber qué hacer en el momento y hasta la fecha padecen las secuelas de la inhalación de los gases tóxicos de ese fatídico día, o la familia que se llevó maderos de Tekchem a su casa para calentarse y al respirar el humo una de sus hijas comenzó a convulsionarse y murió, y la otra se quedó sin habla; o el pasado diciembre con el incendio en las lagunas de oxidación en PEMEX.

El desorden urbano de todos nuestros municipios en Salamanca se torna más crítico ya que se han regularizado asentamientos ilegales en zonas altamente peligrosas con contaminantes en el subsuelo y grandes cantidades de flúor en el agua.

Cerrar nunca ha sido opción ya que, estas plantas (CFE y PEMEX) viejas, destartaladas y contaminantes como están, revisten una gran trascendencia social al proveer de electricidad y combustibles a toda la región y ser la única en el país que produce lubricantes, parafinas y alcohol isopropílico.

No nos queda sino sumarnos a nuestros vecinos salmantinos para amplificar sus legítimos reclamos, hasta que resuenen en los oídos sordos de las autoridades en cuyas manos está resarcir el pasivo ambiental, reparar y dar el mantenimiento negado a estas plantas todos estos años y apoyarlos en la integración de un Consejo Consultivo Ambiental que trascienda a las administraciones y saque a luz los cientos de estudios, casos y datos documentados, actualmente archivados, y ayude a las autoridades a evitar asentamientos o instalaciones de nuevas empresas en lugares contaminados o zonas inundables. Ese grito de auxilio deber ser escuchado pues todos los salmantinos merecen vivir una vida digna y saludable en su ciudad.

Comentarios

Comentarios

Continue Reading
You may also like...
Click para Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más de Columnistas

  • Columnistas

    EXPERIENCIA TERRORÍFICA

    By

    Gilberto Villagómez es un hombre de familia, dedicado a su trabajo. Nacido en Moroleón es conocido...

  • Columnistas

    IN MEMORIAM

    By

    Emilio Álvarez Guerrero Emilo Álvarez Guerrero nació en Uriangato hace más de 70 años. Aprendió el...

  • Columnistas

    Testimonios de vida

    By

    Por Marita Ayer sostuve una plática con la señora María Guadalupe Gutiérrez. Ella tiene 37 años...

  • Columnistas

    CURSOS DE CANAIVE EN VEMOG: EL BENEFICIO CRECE

    By

    Comunicadores de Impulso han visitado recientemente las instalaciones vanguardistas de VEMOG en el IECA y, en...

  • Columnistas

    FILOSOFIANDO

    By

    Por Sofía Ponce de León Tena Dicen que uno muere más rápido si no está probando...

  • Columnistas

    QUE SIEMPRE SÍ

    By

    El gobierno de Estados Unidos ofrecerá este año 15,000 visas temporales de trabajo adicionales. Las visas...

  • Columnistas

    MI OPINION

    By

    Por Lic. Miguel Cortés El pasado día 14 de julio se publicó en el Periódico Oficial...

  • Columnistas

    LO BUENO Y MALO DE TRUMP

    By

    En los primeros 6 meses de su presidencia, Donald Trump ha tenido numerosas fallas en su...

  • Columnistas

    RENUEVAN MESA DIRECTIVA EN ROTARY

    By

    El pasado sábado, 8 de julio, en conocido salón se reunió el Club Rotario Moroleón acompañado...

  • Columnistas

    FILOSOFIANDO

    By

    Por Sofía Ponce de León Tena Estimado lector de Impulso y Filosofiando: te debo una disculpa....

Lo mas visto

Galeria

ENMODA Primera edicion

By 20 julio, 2017
Enter ad code here
To Top