Uriangato, Gto. Por razones desconocidas la puerta lateral de la iglesia parroquial de San Miguel estuvo cerrada durante más de 75 años. Esta puerta es un acceso a la iglesia desde la calle Juárez y ahora ya puede ser usada después de un proceso de restauración. Fue necesario limpiar y pulir la cantera labra del marco de la puerta, reponer los coloridos vitrales y colocar nuevo piso a la vez que se rehabilitaron dos espacios.

El párroco, Fr. Manuel Álvarez Solano agradece a todos los uriangatenses el generoso apoyo que recibió para esta obra y anuncia que para el 27 de noviembre de este año, se colocará una gran estatua de San Miguel sobre la fuente del atrio. La estatua medirá tres metros y será de bronce. La fuente seguirá funcionando pero se deberá adecuar su parte alta para recibir la estatua.

Estos dos proyectos paralelos se han venido sosteniendo gracias a los aportes de los uriangatenses e invita a quienes deseen colaborar que visiten las oficinas parroquiales para hacerlo.