Uriangato, Gto.- El Ayuntamiento por mayoría aprobó la liquidación de 36 funcionarios públicos que laboraban principalmente en las direcciones de Servicios Públicos y DIF y se informó que se revisará a fondo la nómina del SMAPAU, pues la junta de gobierno encontró muchísimas irregularidades en el manejo de los recursos.

“¡Que se vaya quien se tenga que ir!, vamos a meter al SMAPAU dos supervisores de confianza, pues hay gente que da dinero a los lecturistas para que ellos les hagan el pago, vamos a reducir las cuadrillas y aún hay gente en la que no confío y el único que paga los platos rotos es el presidente”, puntualizó Carlos Guzmán Camarena antes de solicitar la aprobación de las liquidaciones. En esta tercera tanda de liquidaciones fueron 2 trabajadores que renunciaron y 26 liquidados de la administración centralizada y ocho del DIF, lo que representó una suma por 857 mil 144 pesos que costeará el municipio para liquidarlos.

La regidora María Luisa Torres Zamudio, le hizo frente al Alcalde y lo cuestionó sobre los despidos argumentando que el 95 por ciento de los despedidos son panistas y sólo 3 priistas y que de la anterior tanda de liquidados un priista no había sido removido, aun cuando se había validado su salida, a lo que el primer edil mencionó que en la política todo es cuestión de negociaciones.