Un café mañanero sabe mejor cuando se oyen buenas noticias. Y en esta ocasión Impulso tuvo la oportunidad de oírlas al platicar con las licenciadas Azeneth Guzmán y Renata Romero. Ellas son titulares de Desarrollo Económico: Azeneth en Moroleón y Renata en Uriangato. Al conocerse en una reunión oficial comentaron cuánta eficiencia y tiempo se ganaría al unir talentos y esfuerzos en ambos municipios. Y en algún momento quizá hasta compartir proyectos.

Los presidentes municipales, Jorge Ortiz y Carlos Guzmán habían llegado a la misma conclusión y para gobierno del Estado esta actitud y propósito fueron bienvenidos. En este contexto fue posible que ambas directoras secundaran y culminaran el proyecto de la Expo Proveeduría que había sido propuesto por algunos proveedores locales y foráneos. Ambas administraciones apoyaron la iniciativa y posteriormente el gobierno estatal se unió también y esto fue el detonante decisivo.

Al concluir la Expo Proveeduría, los ánimos estaban en niveles altos y se habló de organizar una Expo Moda para julio y así recuperar el dinamismo y creatividad que impulsaba a este sector hasta hace unos años. Aprovechando este empuje Azeneth y Renata pensaron que lo más sensible sería darle cuerpo a las diversas sugerencias que señalaban la urgente necesidad de formar un grupo que integrara a todos los protagonistas de este sector: productores, proveedores y comercializadores. El objetivo no sería sustituir ni desplazar a los grupos existentes sino lograr una unidad con la capacidad de dialogar con la autoridad estatal, municipal y federal. Este proyecto comenzó a ser real al organizar unas mesas de trabajo la semana pasada. Participaron una treintena de industriales, comercializadores y proveedores de ambos municipios.

El mecanismo está en marcha y es probable que en un tiempo contemos con un numeroso grupo que aglutine a todos los que forman este sector que es el más importante de la economía regional: la actividad textil. Es interesante hacer notar que los pioneros de este grupo son mujeres y hombres casi en la misma proporción. Otro proyecto que han acometido ambas dependencias es presentar un proyecto, a nivel federal, dirigido a los emprendedores. Hay que tener en cuenta que todo el país presenta proyectos pero evidentemente es peor no hacer nada. Si hay éxito, se podría contar con 18 millones que auxiliarían a este sector en diseño, innovación, capacitación, comercialización, etc.

Además de estas iniciativas, ambas funcionarias consideran que nuestra región tiene todo para triunfar: hay más de 500 empresas productoras y unos 8 mil locales comerciales en la principal zona. Se habla de Zapotlanejo como un caso de éxito pero si todo el sector se llena de pasión y entrega en su propio quehacer, nada podrían detener a nuestra región. Si se logra consolidar el grupo y atraer a más participantes, más efectiva sería su función pues más personas estarían contribuyendo con su talento y creatividad para elevar nuestra industria. En todo lo que resta de ambas administraciones ellas dos estarán trabajando conjuntamente entre sí y con ambos presidentes municipales y ayuntamientos para que la industria y el comercio potencien sus capacidades.