Inicio Tecnología Juegos Navegar por el mundo de los casinos en línea en Estonia

Navegar por el mundo de los casinos en línea en Estonia

118
0

El juego es entretenido y puede hacerte sentir como si estuvieras en la cima del mundo. Sin embargo, si no tienes cuidado en mantener todo bajo estricto control, las cosas pueden salirse de control antes de que te des cuenta.

Por desgracia, la adicción al juego también está aumentando en todo el mundo con la popularización de los juegos en línea. El riesgo es real tanto si juegas al póquer en línea como si disfrutas de los juegos de casino o apuestas en tus deportes favoritos. Enfrentarse a este grave problema puede ser todo un reto, pero con el esfuerzo suficiente y la mentalidad adecuada, puedes volver al buen camino y disfrutar de nuevo del juego sin sentirte atado por él.

Para ayudarle en este proceso, vamos a compartir las cosas más importantes para centrarse en dejar de adicción al juego.

Reconozca y acepte su problema

El primer paso y el más difícil es admitir que tienes una adicción al juego. Cuando reconoces que tienes síntomas de adicción al juego, puedes empezar a tomar las medidas adecuadas para solucionarlo. Los mayores signos de adicción al juego incluyen:

  • Hacer apuestas cada vez más grandes y arriesgadas con el tiempo
  • Utilizar el juego para evadirse de la vida cotidiana
  • Centrarse excesivamente en las victorias pasadas
  • Sentirse deprimido o culpable después de jugar
  • Problemas sociales con amigos o familiares

Ser honesto con uno mismo es la clave para reconocer que podrías tener un problema. Negar cualquiera de los síntomas mencionados anteriormente puede ser perjudicial para tu bienestar, y no deberías demorarte en actuar al respecto.

Cuéntales a tus amigos y seres queridos que tienes un problema o, mejor aún, acude a un profesional que pueda proporcionarte una comprensión más clara y una ayuda más constructiva. No hay que avergonzarse por admitir que podrías tener un problema con el juego, ya que es un paso del proceso que no hay que saltarse.

No dejes que las ganas vuelvan a apoderarse de ti

Al igual que con cualquier otra adicción, los antojos y las ganas de volver llegarán inevitablemente en algún momento del proceso. Cuando golpean, pueden ser intensos y difíciles de empujar a través. Afortunadamente, todos los antojos tienen un final. Sólo tienes que soportarlo. Ten en cuenta por qué lo haces y concéntrate en posponer las ganas.

Leer:  Representantes de los bancos ucranianos IBOX BANK y LEO IPS participaron en la conferencia ICE London 2023

Primero tienes que asegurarte de que sólo juegas en casinos online regulados. Estos sitios tienen muchas herramientas que pueden ayudarte a limitar tus sesiones y depósitos e incluso a excluirte del acceso a tu cuenta, y realmente se tomarán en serio tu seguridad.

Otra buena manera de hacerlo es enumerar todas las razones por las que has decidido que debes retomar el control de tus hábitos de juego. Podría ser porque quieres salvar la relación con tus seres queridos o conseguir más tiempo libre para pasarlo con ellos.

También puede ser por motivos económicos si su adicción al juego le ha puesto bajo presión y le ha hecho acumular una gran deuda. Sean cuales sean tus motivaciones, asegúrate de mantenerlas en el fondo de tu cabeza y concéntrate siempre en ellas cuando ese horrible impulso aparezca en tu cabeza.

Comprende las consecuencias y ten cuidado con ellas

Si el refuerzo positivo no te funciona, puedes intentarlo desde una perspectiva alternativa. Del mismo modo que reconocer las cosas buenas de la vida puede darte fuerzas para solucionar tu adicción al juego, también puede hacerlo centrarte en las malas. Así, en lugar de correr hacia la buena vida, puedes dedicar tus esfuerzos a huir de la mala.

Comprende todos los riesgos y las cosas malas que el juego puede traer a tu vida. El juego excesivo es una puerta de entrada a la depresión, la agresividad, el aumento del estrés e incluso un mayor riesgo de suicidio. La ludopatía puede entorpecer tu forma de pensar y destruir tu vida y la de los que te rodean. Las mentiras, las dificultades y el dolor que haces pasar a todos los que te rodean son suficientes para motivarte a abandonar tus malos hábitos.

Encuentra Alternativas Que Te Mantengan Ocupado

Los impulsos derivados de la adicción pueden ser difíciles de controlar y mantener a raya. Si tiene mucho tiempo libre, las ansias le parecerán más importantes y más difíciles de controlar. Para asegurarte de que no vuelves a caer en los malos patrones del juego, debes encontrar alternativas que te mantengan igualmente comprometido y entretenido.

Leer:  Casino Online Confiable: ¿Cómo Reconocerlo?

Tiene infinitas opciones para sustituir el juego por pasatiempos positivos. La mejor manera de distraer su mente del juego es mantener su cuerpo ocupado físicamente. Pruebe a caminar, nadar, levantar pesas o cualquier otro ejercicio que le resulte adecuado. Explore aficiones que siempre quiso probar, viaje o dedique su tiempo a quienes necesitan ayuda.

Es comprensible que al principio ninguna de estas actividades le resulte tan agradable como el juego. Esto se debe a que tu cerebro intentará engañarte para que vuelvas a caer en los viejos hábitos. Pero, si sigues con un nuevo pasatiempo durante los momentos difíciles, poco a poco cambiarás tu enfoque hacia una mentalidad saludable.

Busca ayuda profesional

Por desgracia, a veces tus esfuerzos no son suficientes para liberarte del control que el juego ejerce sobre ti. Si tiene problemas graves con el juego que teme no poder superar, acuda a alguien que sepa cómo tratar un problema de este tipo. Un tratamiento profesional puede ser muy eficaz para poner fin a la adicción al juego y mejorar su vida.

Por suerte, los consejeros y terapeutas están ampliamente disponibles hoy en día, y usted puede encontrar fácilmente un profesional fiable y capacitado que le guiará a través de cada paso del proceso de recuperación. Aún mejor, puede buscar ayuda profesional mientras participa en un grupo de apoyo para la adicción al juego.

Los grupos de apoyo suelen estar mantenidos por personas que han pasado por lo que usted está experimentando actualmente y pueden identificarse con lo que le preocupa. Esto podría marcar la diferencia entre una vida de lucha financiera y adicción al juego y una vida sana y estable. No dudes en ponerte en contacto con un grupo o con un profesional de confianza.