Inicio Salud Por qué necesitamos más famosos para frenar el consumo de tabaco

Por qué necesitamos más famosos para frenar el consumo de tabaco

85
0

Hace unos años, muchos indios se despertaron con la imagen de una respetada estrella de Hollywood en sus portadas y en enormes vallas publicitarias de sus ciudades, promocionando un producto que la mayoría de nosotros sabemos que representa una variedad de productos de tabaco sin humo como el gutka y el pan masala. No cabe duda de que se perdieron los matices culturales, ya que el actor aclaró más tarde que no era consciente de las implicaciones de su acto y que, como defensor de la concienciación sobre el cáncer, después de haber perdido a dos miembros de su familia a causa de la enfermedad, nunca promovería voluntariamente nada relacionado con el tabaco.

Más recientemente (y culturalmente más cercano), algunas estrellas de Bollywood y Tollywood se desvincularon de la promoción de productos del tabaco. Aparte del mayor conocimiento sobre los efectos mortales del tabaco, también podemos atribuir estos actos a una mayor concienciación sobre la publicidad sustitutiva. Uno puede preguntarse por qué estos anuncios públicos de miembros de nuestra industria del entretenimiento merecen nuestra atención. Consideremos algunos hechos bien conocidos que son de dominio público.

La India cuenta con 266,8 millones de consumidores de tabaco, la segunda mayor base de consumidores del mundo, que incluye tanto a los que fuman como a los que no fuman. Según la OMS, el 12% de los fumadores del mundo se encuentran en India. Estas estadísticas arrojan luz sobre la magnitud de los problemas de salud que el consumo de tabaco está causando directa e indirectamente. De hecho, alrededor de 1,2 millones de muertes al año se atribuyen al humo ajeno (SHS). Los no fumadores expuestos a él tienen un riesgo mayor de padecer enfermedades cardíacas en un 25-30% y accidentes cerebrovasculares en un 20-30%. Los costes siguen acumulándose. Los tratamientos para el cáncer, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares son bastante caros, lo que aumenta la angustia de los sectores económicamente más débiles de la sociedad. A nivel nacional, el coste económico atribuido al consumo de tabaco de todas las muertes registradas entre 2017-2018 para las personas mayores de 35 años fue de la asombrosa cifra de ₹1.773,4 mil millones.

Leer:  El Covid largo puede dar problemas al corazón

El gobierno ha instituido varias leyes para frenar el consumo de tabaco, entre las que se incluyen advertencias gráficas más grandes en las cajetillas, la prohibición de su venta cerca de centros educativos o a menores de edad, la imposición de Áreas Designadas para Fumadores (DSA) para determinados lugares, la prohibición de fumar en espacios públicos, la imposición de multas a quienes escupan tabaco masticado y la prohibición de la publicidad directa o indirecta de tabaco o productos relacionados con el tabaco. Un área que necesita una mayor atención inmediata es la publicidad sustitutiva y el papel de los avales de los famosos.

Los fabricantes utilizan las extensiones de marca para crear asociaciones y hacer publicidad, como hemos visto con los anuncios de «ambientadores bucales». Suelen venderse bajo la misma marca y con muy poca diferenciación. Los consumidores, especialmente los jóvenes, son atraídos y convencidos subliminalmente para que hagan una asociación positiva entre ambas. Mientras tanto, se engaña a personalidades conocidas haciéndoles creer que su respaldo es para un producto hermano libre de tabaco, de modo que su conciencia puede descansar ya que no se está infringiendo ninguna ley.

A pesar de que el gobierno ha establecido una prohibición estricta de los medios directos o indirectos de publicidad del tabaco, las promociones de extensión de marca son una práctica que aprovecha los vacíos legales para eludir la ley. Sin embargo, a pesar de la ambigüedad, la mayoría estamos de acuerdo en que esta práctica es decididamente poco ética. Pasar por alto este aspecto sería una desafortunada negación de las propias responsabilidades sociales, especialmente por parte de los modelos públicos con gran influencia y alcance, que por tanto, deben ser más responsables.

Un simple endoso puede deshacer años de esfuerzos e inversiones de los gobiernos para tratar de controlar la prevalencia del consumo de tabaco con la intención de salvar vidas y familias de la carga de enfermedades mortales. Cabe preguntarse razonablemente cómo unos pocos actores pueden hacer que millones de indios superen sus hábitos. La cultura popular y los que están en la cima de la misma siguen teniendo una fuerte influencia sobre el comportamiento y las elecciones individuales. Sobre todo si se tiene en cuenta que más del 50% de los fumadores se inician en el consumo de tabaco antes de los 10 años y que un tercio de los jóvenes experimentan con el tabaco como resultado de la publicidad, la promoción y el patrocinio del tabaco (TAPS).

Leer:  Respuestas de expertos: ¿Por qué los niños con diabetes enfrentan un alto riesgo de daño ocular?

El tabaco es el único producto de consumo en el mundo que mata a uno de cada dos usuarios, según la OMS. Como cirujano oncológico, he visto de primera mano el impacto que tiene no sólo en los pacientes sino también en sus familias. Al inmenso dolor de las muertes evitables se suman las cargas económicas y otros retos que conlleva.

La expresión creativa y la libertad de expresión también deben considerarse conjuntamente con el derecho a la vida y a la buena salud. Si no abordamos el consumo de tabaco, podríamos enfrentarnos a un número de muertes superior al de Covid-19 cada año. La epidemia de tabaquismo, mucho más antigua, que agrava el Covid-19 y otras enfermedades, sigue sin disminuir. En vista de ello, es esencial que mantengamos vivo el espíritu de la acción colectiva.

Nuestro país cuenta con una importante población juvenil. Con focos globales como el cambio climático, nuestros jóvenes ya se preocupan por el mundo que van a heredar. Los costes del tabaco son una sangría evitable de recursos que deberían dedicarse a mejorar este mundo. Los modelos de conducta no deben subestimar su contribución en este sentido. Espero verlos liderar desde el frente y usar su voz para dejar un legado más rico: el de una India libre de tabaco y de humo como el futuro de nuestro país.

Artículo anteriorNoticias del juego Elden Ring: ¡recibe un regalo de ultra-colección por sus hazañas en el juego!
Artículo siguienteUno de los protagonistas de la famosa producción de Hollywood «El Padrino» ha muerto
Apasionado del running, vegano a los 25 años y comercial de la ropa, apasionado de la criptomonedas, me incorporé al equipo de redacción de Impulsobajio en noviembre de 2021.